Share, , Google Plus, Pinterest,

Print

Posted in:

La tormenta perfecta: Los factores que guían el futuro de la #educación superior en América.

el futuro de la educación superior

Por: Dr. Keving Manning

Los últimos 20 años han visto la fragmentación y la disolución de muchos modelos de negocio establecidos desde hace tiempo, en gran parte debido a la rápida expansión de la tecnología. Periódicos, radio y televisión – las que una vez fueran las organizaciones a gran escala que controlan la entrega de información, noticias y cultura de la población estadounidense – ahora luchan por la supervivencia, mientras buscan adaptarse a un mercado on-demand, donde la lealtad a una red o unas pocas fuentes de los medios de élite ha desaparecido.

el futuro de la educación superior

La educación superior – al igual que los periódicos y cadenas de televisión del pasado – es una industria madura, que está en la cúspide de las principales transformaciones en las próximas dos décadas. Cuando las organizaciones no se anticipan y hacen los cambios necesarios, industrias enteras pueden desaparecer, tal como hemos visto con los periódicos. Esto no es necesariamente una mala noticia, pero cada instituto y universidad tendrá que prepararse para grandes transformaciones para mantener su calidad, eficiencia y pertinencia en estas condiciones. Echemos un breve vistazo a los principales motores que determinan el futuro de la educación superior en Estados Unidos.

El primero de los principales impulsores en la transformación de  la entrega de la educación superior está en tecnologías en constante evolución. En mi universidad, nos dimos cuenta del impacto de esto muy claramente. En el otoño de 2013, ofrecimos nuestro primer MOOC (Curso Abierto Masivo Online), un estudio gratuito de la ciencia forense sobre la base de nuestro programa de maestría en la misma área. Cerca de 700 estudiantes, que representaban 25 países, inscritos para tomar el curso en línea. La escala impresionante para una universidad en la que nuestro tamaño promedio de las clases es de 17 estudiantes, y la mayoría son residentes del estado o residentes de los estados vecinos. Pero el poder de la nueva tecnología rompe fronteras y el regionalismo. Una pequeña universidad tanto como una gran universidad puede ofrecer educación a escala internacional.

La tecnología también está reduciendo la necesidad de – o al menos redefiniendo – las instalaciones físicas que son el orgullo y muchas veces son muy influyentes en el proceso de admisión para muchas de nuestras instituciones. Un buen ejemplo es la biblioteca universitaria de hoy. La mayoría de las bibliotecas se han convertido en centros de aprendizaje digitales más centralizados en aprendizaje digital que almacenamiento de libros. Los libros son compartidos entre universidades; revistas y artículos académicos son digitales. Almacenamiento y archivo de las “cosas” – libros, en este caso – ahora es menos importante que tener la tecnología para que los alumnos puedan acceder a la riqueza del conocimiento humano a través de sus dispositivos digitales, donde y cuando lo necesiten.

Un segundo agente conductor que afecta a la educación superior es el costo. Las universidades se han hecho muy costosas, y muchos padres y estudiantes no son capaces de pagar una matrícula. Al mismo tiempo, los medios y el gobierno federal se han puesto su atención a la educación superior por esta misma razón. Frente a los cambios demográficos de la nación y los desafíos económicos, muchos colegios y universidades están en peligro de ser atrapado por la presupuestación y los modelos financieros que en última instancia podrían ser insostenibles.

Un tercer factor es la creciente percepción pública de que la educación superior no es una experiencia costosa. Esto no es necesariamente una percepción de novela, sino que surge cuando el costo se convierte en un problema, especialmente cuando los críticos señalan que tanto los sueldos como las tasas de empleo no son lo suficientemente altas para justificar asistir a una universidad. Aunque se trata de una acusación difícil de probar – y las estadísticas de ingresos de por vida prueban lo contrario – esta percepción nos debe llevar a considerar un mayor énfasis en la educación profesional y cómo nuestros programas académicos y co-curriculares agregan valor, y no sólo sobre los costos y la deuda, a la vida de un graduado. Sin embargo, gran parte de la educación superior en Estados Unidos sigue siendo diseñada para ofrecer las disciplinas individuales, con un énfasis especial en las artes liberales. La lealtad a esta estructura académica tradicional puede obstaculizar nuestra capacidad para adaptarse con éxito a las nuevas exigencias de los consumidores de profesionalizaciones.

En muchos aspectos, la situación actual podría ser catalogada como “La tormenta perfecta”. Se dice que muchas de las instituciones educativas se verán forzadas a cerrar durante los próximos 25 años. Las nueva tecnologías, los cada vez más costosos gastos de matrícula, y las nuevas expectativas educativas se combinan para hacer que sea difícil para los liceos y las universidades continuar siguiendo los modelos tradicionales de encontrar el número de inscripciones necesarias.

Aunque la educación superior tiene un futuro incierto, si continuamente nos enfocamos en las necesidades del estudiante y en buscar nuevas formas de adaptarse, podemos hacer el tipo de contribuciones significativas en el siglo 21 que hicimos en el siglo 20. La educación superior podría ser la exportación más potente y valiosa de Estados Unidos, porque al final nada mas importante puede suceder en la vida de una persona o en nuestras sociedades sin experiencias educativas de calidad.

Written by Horacio Reyes Rios, PMP

Ingeniero Electrónico – Pontificia Universidad Javeriana, PMP – Project Management Institute, Six Sigma: Cuenta con más de 12 años de experiencia en tecnología, trabajó en los sectores Educativo, de Telecomunicaciones, Desarrollo de Software, Minas y Energía y Comercio Electrónico., en empresas como el Grupo Endesa, Alcatel-Lucent, Whitney Colombia y Computec. Ha liderado proyectos de educación virtual en Colombia, Chile, Brasil, Argentina, Paraguay y Panamá. Experto en inteligencia de negocios, CRM, sistemas de información geográfica, comercio electrónico, seguridad informática, computación en la nube, ERP, continuidad de negocio (BCP), contact centers y en arquitectura empresarial.

Finalista en mundial de Innovación MassChallenge 2013, Ventures 2013 y Premio Colombia en Linea - Educación.

41 posts

8 Pings & Trackbacks

  1. Pingback:

  2. Pingback:

  3. Pingback:

  4. Pingback:

  5. Pingback:

  6. Pingback:

  7. Pingback:

  8. Pingback:

Deja un comentario