Preparandose para la “disrupción”

 

clay

Publicado originalmente por Chuck Leddy en Harvard Gazette el 6 de Junio de 2014

Christensen examina los cambios en la educación superior en la convención IT.

Abierta la cuarta edición de la Cumbre anual de Harvard IT, el jueves, la jefa de información de Harvard Anne Marguiles, muestra en primera instancia los objetivos de este evento: “Estamos aquí para construir nuestra comunidad a nivel IT, para conectarnos mas estrechamente con la misión de la universidad y aprender los unos de los otros”

“Así como el presidente de Harvard Drew Gilpin Faust nos recordó durante el inicio la semana pasada , “Discovery es el núcleo de lo que hacen las universidades”, y los descubrimientos más importantes de los últimos tiempos se han alimentado por la tecnología. Sería difícil imaginar un descubrimiento del siglo 21 o un desafío que no tuviese  tecnología como parte de la solución “, expresó Margulies.

La cumbre incluyó presentaciones y seminarios sobre una variedad de temas relacionados con IT, desde la computación basada en “la nube”, the cloud,  a la intimidad digital para EdX.

El conferencista principal de la mañana era Clay Christensen, cuya teoría de la perturbación, que figura en el “dilema del innovador” (1997), ha ayudado a los investigadores a entender los cambios dramáticos en la computación personal, la industria pesada, los medios de comunicación, y más. Christensen, el profesor en Administración de Empresas en la Harvard Business School Kim B. Clark, habló sobre las formas en las que el aprendizaje en línea está transformando la educación superior. “En la educación superior, nunca había surgido tenido ningún tipo de interrupción, hasta ahora”, dijo.

La teoría de Christensen sostiene que esta interrupción “se arraiga en el extremo inferior” del mercado, donde los clientes pasan desatendidos o marginados. Con el tiempo se mueve hacia el centro, erosionando la posición de los líderes del mercado predominantes.

Para ilustrar esto, Christensen describe un proceso de 40 años de interrupción en la industria del acero. Mini-molinos, que inicialmente sólo podían producir acero de baja calidad por el 20 % menos de los costos a comparación de los más grandes productores, entraron en la industria en el extremo inferior de la década de 1970. Poco a poco, estas empresas se trasladaron de acero de baja calidad (barras de refuerzo) a los productos de mayor calidad. “Ahora, las mini-acerías representan el 70 % del mercado del acero”, dijo Christensen.

Christensen continuó al tema de la educación. “Lo que Harvard Business School tiene que hacer es pensar en si podemos utilizar el aprendizaje en línea para ayudar a nuestros clientes-estudiantes. Creo que podemos “.

No será fácil, dijo, debido a la compleja estructura de la educación superior de hoy.

“En HBS, la arquitectura [del pensum] es terriblemente interdependiente”, dijo. “La administración es como una enorme bola de pelo: Con el fin de enseñar algo, es necesario enseñar todo. Pero ahora hay cerca de 3.000 universidades corporativas, que tienen un enfoque modular. Usted sólo puede tomar tres semanas en la estrategia “, o una clase de contabilidad independiente, y dejar las interdependencias de HBS atrás.

“trabajar por modulos esta superando el sistema de desarrollo de los pensums”

Christensen hizo una conexión entre la Educación Superior que hoy y el reinado de la informática mainframe. “En la época de los mainframe, el diseño prevalecía sobre los componentes.. Todo el mundo sabía sobre  IBM y Digital, pero no el fabricante de sus componentes. La llegada del PC volcó todo eso, y los fabricantes de componentes como Intel se cobraron más importancia. ”

Continuó: “Harvard seguirá teniendo su arquitectura única, pero los cursos son cada vez modulares, como componentes de un PC. La marca [reconocimiento] podría alejarse de las universidades hacia los cursos “.

Con más formas de acceder a la formación, una pregunta difícil surge: ”

¿Es esta [transformación] una amenaza o una oportunidad para la Universidad de Harvard?” Hubo un largo silencio después de que  Christensen hizo la pregunta.

Por último, Margulies, sentada en la primera fila, respondió.

“Ambas”, dijo.

4 thoughts on “Preparandose para la “disrupción”

  1. Pingback: Preparandose para la "disrupción&qu...

  2. Pingback: Preparandose para la “disrupción&r...

  3. Pingback: Preparandose para la “disrupción&r...

  4. Pingback: Preparandose para la “disrupción&r...

Leave a Reply