Share, , Google Plus, Pinterest,

Print

Posted in:

Espacios de aprendizaje colaborativos: Aulas que se conectan con el mundo

Imagen:http://aventurapark.com/

Como ciudadanos del mundo, los estudiantes en las aulas de hoy buscan contextos globales para el aprendizaje. Oportunidades internacionales para la colaboración en red es lo que  están trayendo  las aulas de hoy en día. Con un enfoque en las normas internacionales de instrucción, programas a nivel mundial de mentalidad para inspirar a los estudiantes a ser curiosos a través de la investigación y la reflexión en el análisis del pensamiento. Estas vías conducen al desarrollo de la alfabetización cultural al permitir que los estudiantes examinen cuestiones de importancia mundial a través del intercambio de experiencias interconectadas e intercambio de ideas. Espacios de aprendizaje colaborativos facultan a los estudiantes a trabajar con los demás y con los estudiantes en las aulas del mundo a asumir múltiples perspectivas, explorar soluciones y  alternativas, para  resolver problemas.

Al examinar el panorama de las aulas, los educadores pueden diseñar espacios de aprendizaje colaborativo que apoyen la enseñanza y el aprendizaje de las habilidades necesarias para el mundo interconectado de hoy y mañana. Por la pedagogía sin problemas de conexión, la tecnología, y en el espacio, los profesores pueden crear espacios que promuevan el aprendizaje social y la participación máxima. Estas aulas de colaboración están vivas con la acción, la enseñanza, el aprendizaje, la innovación, la creación, lo que hace, y lo que va a  explorar. Espacios de aprendizaje innovadores pueden alentar las voces individuales y colectivas, a través del uso de las tecnologías emergentes, que inspiran a los estudiantes a convertirse en curadores hábiles de sus mundos digitales. Aunque no puede haber un único modelo universal para el diseño de un espacio de aprendizaje colaborativo, los profesores pueden utilizar el objetivo de la colaboración mundial para inspirar el diseño del aula que permita compartir el aprendizaje  conectado.

Si bien hay muchas ideas de diseño que podrían ayudar a impulsar esta transformación, se sugiere lo siguiente tres como un punto de partida.

  1. Involucrar a los estudiantes en el proceso desde el principio

El diseño de un espacio de aprendizaje colaborativo comienza con un diálogo entre todas las partes interesadas. Todo el mundo, incluyendo a los maestros y estudiantes, ya que  son parte de la conversación y de la experiencia en el diseño desde el principio. Con un enfoque en fin, juntos pueden crear planes para un aula que invitará a la participación activa y la investigación. Esto establece un marco que evoluciona el papel del maestro distante y facilitador contratado por el aprendizaje. Como socios en el proceso de diseño, el profesor y los alumnos  pueden adoptar un enfoque holístico para definir los objetivos de un espacio de aprendizaje colaborativo, respondiendo a la pregunta: “¿Cómo va a aprender Luis en nuestro salón de clases” Contenidos  curriculares se pueden  integrar en el proceso de diseño y las herramientas digitales ya que  puede permitir la creatividad y el pensamiento crítico. La aplicación Bubbli  permite a los usuarios crear fotos esféricas  de 360 grados  llamadas burbujas. Los estudiantes pueden capturar escenas enteras de aulas, incluidos pisos, techos, paredes, y todo lo demás, y luego se puede añadir audio. Las herramientas sociales permiten tener burbujas para estar directamente compartiendo  con el mundo. Los  álbumes pueden convertir grupos de burbujas en historias interactivas y pueden servir como artefactos digitales para agregar a las carteras digitales de aprendizaje de los estudiantes.

  1. Haga cada espacio un espacio de aprendizaje

En el proceso de diseño de un espacio de aprendizaje colaborativo, todas las áreas disponibles deben ser considerados espacios para el aprendizaje. Los pasillos puede convertirse en espacios de encuentro para los pequeños grupos, vidrios y ventanas pueden ser transformados en espacios de la escritura, y las paredes del salón de clases pueden permitir  trazar pensamientos visuales. Mediante la eliminación de los convencionales  maestros de escritorio, los profesores y los estudiantes comprender mejor su papel en evolución como co-constructores de conocimiento. Asientos flexibles permiten espacios para transformar dependiendo del propósito de la lección. Variadas opciones para sentarse, también, como sillas, mecedoras, sillas pelotita, y sentarse en el suelo, dan a los estudiantes la elección y la variabilidad a lo largo del día.television-y-educacion

  1. Conecte de forma Física los  Espacios Virtuales de Aprendizaje

El diseño de un espacio de aprendizaje puede actuar como un catalizador para promover la colaboración y la innovación. La perfecta integración de la tecnología en muebles de salón de clases y lecciones puede capacitar a los estudiantes para crear rutas personalizadas para el aprendizaje. Usted puede diseñar una estación de colaboración moviendo una mesa plana con bordes en una pared. Sillas que rodean la mesa invitarán a grupos de estudiantes para trabajar y colaborar aquí. Un Apple TV añadió a una televisión de pantalla plana, permitiendo duplicar dispositivos durante las sesiones del proyecto. Los espacios físicos se pueden conectar a los espacios virtuales a través de la creatividad y la productividad de aplicaciones. Las aulas pueden crear equipos internacionales de aprendizaje con los estudiantes del mundo, a continuación, puede  utilizar aplicaciones – como Nearpod, Padlet, Kahoot !, Google Drive, y Periscopio – en colaboraciones y proyectos globales. Plataformas de videoconferencia como Google Hangouts y Skype en el aula permiten que los estudiantes se conecten con el mundo a través de conversaciones y puedan compartir sus historias.

Los espacios de aprendizaje colaborativos tienen el poder de transformar el aprendizaje y la enseñanza. El paisaje de un aula conectada une la pedagogía, el espacio y las normas de instrucción. Conectando a las aulas globales en formas significativas y auténticas, no puede haber un sinfín de oportunidades para la colaboración y el compromiso, y, en efecto, el mundo se convierte en el espacio de aprendizaje del aula.

Fuente:http://www.edutopia.org/blog/collaborative-learning-spaces-connect-to-world-jennifer-williams-fran-siracusa

Sobre el Autor 

Persona con capacidad de fortalecer el proceso administrativo al producir, organizar y procesar información. Aplicando las normas técnicas de archivo y la legislación vigente facilitando el servicio a los clientes interno y externos interactuando de acuerdo con las políticas y estrategias de servicio de la compañía.

    Mas acerca de mi en:
  • facebook
  • twitter

Written by Laura Chaparro

Persona con capacidad de fortalecer el proceso administrativo al producir, organizar y procesar información. Aplicando las normas técnicas de archivo y la legislación vigente facilitando el servicio a los clientes interno y externos interactuando de acuerdo con las políticas y estrategias de servicio de la compañía.

5 posts

Deja un comentario