Share, , Google Plus, Pinterest,

Print

Posted in:

¿Que muestra el último estudio sobre los MOOC’s?

analisis moocs 2015

Por Kiberly Allen. Abril 2, World Economic Forum

Hoy, un equipo conjunto de investigación de MIT y la Universidad de Harvard publicó una de las mayores investigaciones de cursos abiertos masivos online (MOOCs) a la fecha. Basándose en el trabajo previo de estos investigadores – un informe de enero de 2014 que describe el primer año de cursos abiertos en línea lanzados en edx, una plataforma de aprendizaje sin fines de lucro fundada por ambas instituciones – el más reciente esfuerzo incorpora un año más de datos, para un total de cerca de 70 cursos en temas que van desde programación hasta poesía.

“Exploramos 68 cursos que certifican a sus estudiantes, 1,7 millones de participantes, 10 millones de participantes por la noche, y 1,1 mil millones de registros en actividades programadas online “, dice Andrew Ho, profesor de la Escuela de Educación de Harvard. El equipo de investigación también utilizó encuestas para obtener información adicional acerca de antecedentes de los participantes y de sus intenciones.

Ho y Isaac Chuang, un profesor de ingeniería eléctrica y ciencias de la computación y un decano asociado senior de aprendizaje digital el MIT, encabezaron un esfuerzo de grupo que se adentró en la demografía de los estudiantes de los MOOC, analizaron la intención de los participantes, y miraron los patrones que tienden a seguir los asiduos a los MOOC así como los que toman mas de un MOOC.

“Lo que mas me llamó la atención fue la encuesta que reveló que en algunos casos hasta un 39% de nuestros alumnos son profesores”, dice Chuang. “Este hallazgo nos obliga a ampliar nuestras concepciones sobre a quienes les sirven los MOOCs y cómo ellos podrían hacer una diferencia en la mejora del aprendizaje.”

 Hallazgos clave.

Los investigadores llevaron a cabo un análisis de tendencia que mostraba una creciente participación de las mujeres como participantes, con sede en Estados Unidos, y adultos mayores, así como un análisis a la intención, que revela que casi la mitad de los inscritos no estaban realmente interesados o se sentían inseguros acerca de la certificación. En este estudio, los investigadores delimitaron su real población de estudiantes de aquellos que simplemente se registran en los cursos (y no realizaron ninguna acción posterior) – una métrica utilizada en los hallazgos anteriores y, a menudo citada por los proveedores MOOCs – que cuentan como estudiantes a todo aquel que se registra y solo se conectan a una sola vez durante el curso.

 

  1. La participación en los cursos en línea abiertos en HarvardX y MITx ha crecido de forma constante, mientras que la participación en los cursos repetidos ha disminuido y luego se estabilizó.

Del 24 de Julio de 2012 hasta el 21 de Septiembre de 2014, un promedio de 1.300 nuevos participantes se unieron a un curso en HarvardX o MITx cada día, para un total de 1 millón de participantes individuales y 1,7 millones de participantes totales. Con el aumento de las segundas y terceras ediciones de los cursos, los investigadores encontraron que la participación en la segunda edición se redujo en un 43%, mientras que hubo una participación estable entre las ediciones dos y tres. Había valores atípicos, como el curso de HarvardX CS50x (Introducción a la Informática), que se duplicó en tamaño, tal vez debido a una mayor flexibilidad del estudiante: Los estudiantes en este curso pueden participar en un período de un año a su propio ritmo, y completarlo en cualquier momento.

 

  1. Una ligera mayoría de los estudiantes de los MOOCs están buscando certificación y muchos de estos son maestros.

Entre un tercio de los participantes que respondieron a una encuesta sobre sus intenciones, el 57% manifestó su deseo de obtener un certificado; casi un cuarto de los encuestados llegó a conseguirlo. Además, entre los participantes que no estaban seguros o que no tenían alguna intención de obtener un certificado, un 8% terminó por conseguir una certificación. Estos alumnos parecen haberse inspirado a terminar el MOOC incluso después de que inicialmente afirmaron que no tenían ninguna intención de hacerlo.

Entre 200.000 participantes que respondieron a una encuesta sobre la enseñanza, el 39% se identificaron como antiguos o actuales maestros; 21% de esos profesores se manifestaron sobre la enseñanza en el área temática del curso. La fuerte participación por parte de profesores sugiere que incluso los participantes que estén interesados en una certificación todavía pueden hacer un uso productivo de un MOOC.

 

  1. Las áreas académicas son importantes cuando se trata de la participación y certificación de los cursos.

 Los participantes estaban particularmente atraídos a cursos de informática, con números de participación, por supuesto, casi cuatro veces mayor al de los cursos sobre humanidades, ciencias y ciencias sociales. Dicho esto, las tasas de certificados en ciencias de la computación y otras ofertas de base científica y tecnológica (7% y 6%, respectivamente) fueron aproximadamente la mitad de los de las humanidades y las ciencias sociales.

La cantidad de información en el estudio también permitió a los investigadores estudiar a quienes participan más de un curso, revelando que los cursos de informática sirven como centros para los estudiantes, que, naturalmente, se mueven desde y hacia otros cursos relacionados. Una sucesión intencional, como se hizo para las 10 partes del curso sobre historia China en HarvardX, “ChinaX”, llevó a algunas de las tasas más altas de certificación en el estudio. Otros cursos con altas tasas de certificación eran “Introducción a la Informática” de MITx, “Justicia” y “Salud en Números” de HarvardX.

 

  1. Los que optan por cursos con matrícula paga y verificación de identidad son un porcentaje mas alto.

 Analizando entre 12, el porcentaje participantes que pagaron inscripción (con costos que van desde 50 USS a 250 USS), y cursaron la totalidad del MOOC, forman una tasa más alta que otros, son el 59%, en promedio, en comparación con un 5%. Los estudiantes que optan por cursos con verificación de identidad, parecen tener intenciones más fuertes de completar los cursos, y la participación monetaria puede agregar una forma extra de motivación.

 

Preguntas e implicaciones.

Basados en estos hallazgos, Chuang y Ho, identificaron interrogantes que podrían resetear o re direccionar las expectativas acerca de los MOOCs.

En primer lugar, mientras que muchos de los creadores y proveedores de MOOCs han aumentado el acceso a oportunidades de aprendizaje, los que están accediendo a los MOOCs son desproporcionadamente aquellos que ya tienen títulos universitarios y de postgrado. Los investigadores no necesariamente ven esto como un problema, ya que la experiencia académica puede ser un requisito para los cursos avanzados. Sin embargo, para servir a los grupos menos representados y tradicionalmente marginados, los datos sugieren implementar estrategias proactivas, para aumentar este número.

“Estos, cursos abiertos gratuitos son oportunidades fenomenales para millones de estudiantes”, Ho enfatiza, “pero la equidad no se puede aumentar con sólo abrir las puertas. Esperamos que nuestra información ayude a profesores e instituciones a pensar en su público objetivo, y sirvan como una base para diagramar el progreso “.

En segundo lugar, si la mejora en el aprendizaje en línea y en el campus es una prioridad, entonces “el flujo de innovaciones pedagógicas debe ser formalizado”, dice Chuang. Por ejemplo, muchos de los MOOCs en el estudio utilizaron innovaciones de sus contrapartes en el campus, como las evaluaciones de física del MIT y prácticas de lectura detallada de los clásicos cursos de Harvard. Del mismo modo, la facultad en el campus utiliza contenidos tipo MOOC, como vídeos y evaluaciones de análisis, en cursos tradicionales mas pequeños.

“El verdadero potencial esta en el fomento de la retroalimentación entre ambas partes”, dice Chuang. “En particular, el elevado número de profesores participantes indica un gran potencial para un impacto más allá de Harvard y MIT, sobre todo si se podrían tomar medidas deliberadas para compartir las mejores prácticas.”

En tercer lugar, el avance de la investigación sobre los MOOCs puede requerir una definición más matizada de la audiencia. Gran parte de la investigación hasta la fecha ha hecho muy poco para diferenciar los diversos participantes en estos ambientes de aprendizaje gratuitos donde cada quien maneja su tiempo.

“Si bien el aumento en la taza de quienes logran finalizar un curso ha sido un tema de interés, dado que muchos de los participantes tienen un interés limitado, incierto, o nulo en completar un MOOC, ejercer presión en una investigación para indiscriminadamente aumentar la taza de finalización puede que no llegue a ser productiva” explica Ho. “Los investigadores pueden querer centrarse mas específicamente en los encuestados mas analíticos o en sub poblaciones que pagan por ellos dónde tenemos una mejor noción de sus expectativas y motivaciones”

En términos más generales, Ho y Chuang esperan mostrar el potencial y la diversidad de los MOOCs y datos sobre ellos mediante el desarrollo de listas “Top 5” basada los atributos del curso, como su duración (un curso de ciencias de la computación del MIT cronometró con 900.000 horas de duración); la demografía (el MOOC con la participación femenina mas alta es un curso museo de HarvardX llamado “cosas tangibles”, mientras que los cursos de computación de MITx atrajo la mayor audiencia global); y el tipo y nivel de interacción (ChinaX fue el curso que con mayor frecuencia fue publicado en foros en línea, mientras que el curso introducción a la informática de MITx fue el que mas fue publicitado en videos)

“Estos cursos reflejan la amplitud de nuestros planes de estudios universitarios, y nos sentimos en la necesidad de destacar la diversidad de sus diseños, filosofías, audiencias y los resultados del aprendizaje en nuestro análisis”, dice Chuang. “¿Qué curso es el correcto para usted? Depende, y estas listas podrían ayudar a los estudiantes a decidir cuáles son las cualidades de un MOOC que resulten más importantes para ellos “.

 

Los autores adicionales sobre el informe incluyen Justin Reich, Jacob Whitehill, Joseph Williams, Glenn López, John Hansen, y Rebecca Petersen de Harvard, y Cody Coleman y Curtis Northcutt del MIT.

Deja un comentario