Share, , Google Plus, Pinterest,

Print

Posted in:

El firmware que Apple intenta actualizar en los educadores.

La manzana que intenta redescubrir la pedagogía.

© by http://historythings.com/

Tres manzanas bastaron para redefinir la educación, la primera enseñó del pecado y entregó el conocimiento al hombre, la segunda cayó para enseñar la Ley Gravitacional Universal y hoy varios siglos después una de estas aguerridas  frutas (Apple),quiere romper los límites del aprendizaje, de la escuela y  de los educadores tradicionales; reemplazando una estructura de enseñanza vertical por una horizontal, que girará en torno a la autonomía (no individualismo); un conocimiento que se comenzará a crear para moldear el conocimiento social de las nuevas generaciones.

Hace ya unas décadas Steve Jobs revolucionó la tecnología en la manera en cómo esta se consumía, ya que el impacto social de sus creaciones llegó a áreas como la medicina, el cine, la comunicación, pero el punto en que menos se vio su reflejo fue en la educación, ya que estás solo fueron una herramienta más para adquirir conocimiento, pero no fue una herramienta para construirlo per se. A medida que tomó formas, tamaños, versiones, usos, implicaciones, la construcción social alrededor de todo esto en algún momento tendría que converger en la educación.

Y fue “La Educación para la Nueva Era” la forma en como Jobs tildó el último campo donde sus creaciones iban a tener el mayor impacto, en la base primaria de la sociedad, los colegios, etc; un Big Bang que buscaría romper con el conocimiento desde el papel, para brindarle posibilidades inexistentes, con una explosión que prometería llevar el saber a un nivel nuevo de funcionamiento.

Y el Ipad sería aquella crítica a un modelo de educación fundando en la verticalidad, que sería desconstruiría la medida en que esta comienza a permear las aulas y los colegios, consiguiendo así que esta nueva era (como él lo llamaba) tomara forma, tratando de resolver deficiencias del sistema, desde un dispositivo digital y así mismo lograr liberarlo. Y de la idea que surgió como manzana hoy su pedagogía invade las aulas cada vez más, ya que se funda en pilares del sistema que busca modernizar de una manera holística las aulas de todo el mundo.

LA ESCUELA: Lo tradicional se funde para darle espacio a la flexibilidad, la propuesta parte de un lugar que eduque 11 meses al año, que sus horarios en lo real sean de 7:30 a las 18:30, y en lo virtual sea un espacio 24/7; con estos horarios, se busca que por una parte los alumnos puedan construir sus horarios. La escuela virtual por otro lado, busca que las dudas sean resueltas en tiempo real, que el alumno siempre tenga a su disposición contacto con el plantel educativo, que el colegio sea en cualquier lado, momento y día (u hora) un espacio de conocimiento; todo esto desde las aplicaciones que el Ipad provee ( Symbaloo, Scool Space o I-Tunes U)

EL AULA: La transformación en espacios abiertos, luminosos y en donde no hay pupitres sino mesas de trabajo. Un lugar donde los alumnos podrán trabajar a manera individual buscando su comodidad, o en grupo; divididos con los pares que tengan habilidades o gusto por un conocimiento en común para desarrollar.

EL ALUMNO: La visión central de esta modelo de pedagogía se centra en él, ya que es quien construye por medio de sus fortalezas, debilidades, gustos, y habilidades su currículo de estudio. La creatividad, la lúdica, la innovación, la crítica, el liderazgo y los retos que parten de una creación autónoma; no deja de ser una construcción social y motora, porque desde él la adquisición y creación de conocimiento es llevada para surgir, en un punto primordial e importante, como lo es la socialización con sus pares. Es allí, en esa transacción de dudas, discusiones, charlas, aportes, preguntas y demás, donde nace un conocimiento sabio, progresista, móvil e innovador.

EL PROFESOR: La mirada del educador deja de ser la de un obrero creando en una línea y en masa, para pasar a ser la un profesional que es tratado como tal, que desde la pasión de su profesión crea y brinda un saber, fresco y novedoso, la reinvención de su imagen debe ser entusiasta porque ya no es visto como la cátedra del conocimiento, sino como el procurador de talentos y habilidades; deberá enfocarse para crear un conocimiento crítico que resurgirá en los colectivo, centrado en el individuo para luego, con las herramientas del hoy y así poder crear al individuo del mañana. Claro está, sin perder la visión de construir juntos desde el poder y el deber.

El Ipad pretende como sistema operativo poder desarrollar todas estas nuevas miradas en la educación, con un avance natural dentro de la evolución, ya que va a permitir la movilidad y el acceso; y  con  todo esto el conocimiento se hace más universal. De ese sueño se desprende la idea de que el conocimiento centralizado y monopolizado debe morir, para nacer  en calidad, en una competencia sana donde la calidad se dará y fluirá, el costo de la educación no importara, ya que se vera con tanta prioridad que no sera un limitante. El Ipad brindará conocimiento gratuito, creado por redes, ya no por editoriales, que serán retados en medio de toda descentralización, a crear un contenido de calidad suprema, que verá su valor  en la cantidad de descargas y aplicativos que tenga dentro de la sociedad.

 

Sobre el Autor 

2 Pings & Trackbacks

  1. Pingback:

  2. Pingback:

Deja un comentario