Share, , Google Plus, Pinterest,

Print

Posted in:

10 consejos para evaluar el aprendizaje basado en proyectos

El aprendizaje basado en proyectos es un tipo de metodología activa que cada vez más centros se animan a utilizar, tanto por su impacto en el rendimiento académico como por su influencia en el clima escolar.

Principales consejos:

  1. Hacer un proyecto que sea auténtico y real

Es importante que el producto final de los proyectos  sea valioso y se pueda compartir con una audiencia.  Durante el proceso de elaboración de un proyecto, los alumnos pueden adoptar el rol de científicos, historiadores, guionistas o expertos en otras disciplinas

2. Tener en cuenta las habilidades interpersonales de los alumnos

Los alumnos también necesitan ayuda para desarrollar sus habilidades interpersonales, como por ejemplo pensamiento crítico, conciencia global y poder resolver los problemas de manera creativa. Los proyectos que intencionalmente hacen hincapié en estas habilidades, y las evalúan, ayudan a los alumnos a prepararse para los complejos desafíos que vendrán.

  1. Aprender de grandes expertos sobre la evaluación de proyectos

La evaluación es un tema central y controvertido. ¿Cómo son la enseñanza, el aprendizaje y la evaluación en aquellos países que logran grandes resultados?. Se puede encontrar el sentido a las cuestiones respecto a la evaluación aprendiendo de grandes expertos en este área. En este punto se facilitan diversos enlaces al respecto.

  1. Utiliza estrategias formativas para mantener los proyectos encarrilados

La evaluación formativa ayuda a recopilar información acerca del aprendizaje mientras el aprendizaje se desarrolla, a través de estrategias tales como preguntas, observación, cuestionarios y otras maneras de evaluar la comprensión.

En lugar de dar clases teóricas a todos los alumnos, puedes, por ejemplo, utilizar mini lecciones para tratar un concepto o una habilidad para algunos alumnos que tienen problemas alguna dificultad. También puedes utilizar las mini lecciones para presentar una tecnología nueva a un grupo de alumnos, quienes luego pueden enseñar a sus compañeros cómo utilizar la herramienta.

  1. La importancia de obtener y dar feedback sobre aprendizaje de los alumnos rápidamente

Es muy importante obtener información sobre el aprendizaje de los alumnos y compartir las apreciaciones de ellos de un modo ágil. Por ejemplo, utiliza los cinco primeros minutos de la clase con el propósito de evaluar la comprensión de los alumnos. Estas rápidas actividades para entrar en calor requieren poca o ninguna explicación; los alumnos las realizan tan pronto como llegan a la clase.

  1. Céntrate en el trabajo en equipo 

El trabajo en equipo es una práctica habitual en el aprendizaje basado en proyectos, sin embargo esto no implica que los alumnos sepan cómo hacerlo. Es necesario ayudar a los alumnos a aprovechar al máximo las oportunidades en equipo al enseñar (y ejemplificar) intencionalmente estrategias de colaboración. Podría reforzar este tipo de trabajo el hecho de elaborar un calendario de proyectos, para llevar un control de las fechas límite que comparten, plantear actividades de reflexión para pensar sobre cómo está trabajando así como redactar un contrato de equipo para describir las responsabilidades de cada miembro en el grupo.

  1. Controlar el progreso de los alumnos con herramientas digitales 

El uso de dispositivos digitales permite reforzar la evaluación tradicional y obtener más información sobre la instrucción.  En la era de la información, la alfabetización ha adoptado una definición más amplia y es importante incorporar estas nuevas herramientas en el proceso del ABP.

  1. Incorpora una audiencia o público para la presentación del proyecto 

El hecho de proporcionar a los alumnos una audiencia para presentar su trabajo genera motivación en el aprendizaje basado en proyectos.  Cuando los alumnos presentan su trabajo en público, descubren cómo es responder a preguntas desafiantes y recibir críticas constructivas. Incrementa tu audiencia e incluye familiares, expertos en contenido y otros miembros de la comunidad, e incluso participantes en línea que pueden añadir valor a la experiencia.

  1. Desarrollo profesional del tipo “hazlo tú mismo”

Mejorar y ampliar tus estrategias de evaluación lleva su tiempo y necesita de práctica. Afortunadamente, hay muchos recursos en línea para ayudarte con el desarrollo profesional del tipo “hazlo tú mismo”. A través de la guía se puede acceder a diferentes enlaces con bibliotecas y proyectos. En el siguiente enlace se puede acceder a una biblioteca de proyectos en castellano.

  1. Evalúa mejor de un modo compartido con otros docentes

La colaboración, el intercambio de opiniones a la hora de evaluar permite ahondar en lo esencial de la evaluación. Debatir y profundizar tu entendimiento de las prácticas de evaluación puede ser una actividad de desarrollo profesional enriquecedora y puede ayudarte a generar un lenguaje y estrategias comunes para animar el trabajo de alta calidad de los alumnos.

Sobre el Autor 

One Ping

  1. Pingback:

Deja un comentario