Share, , Google Plus, Pinterest,

Print

Posted in:

La Locomotora Olvidada

De las cinco locomotoras que anuncio este gobierno* desde su inicio que serian las encargadas de llevar la prosperidad y desarrollo económico de nuestro país, existen diversas inquietudes cuales de ellas han arrancado con más fuerza y cuales otras han  tenido tropiezos y coyunturas que les han dificultado su despegue, pero existe una a la cual no solo el gobierno sino la misma opinión pública poco habla y poco se analiza cómo va su desarrollo.

Esta locomotora es la de la innovacion, la cual es transversal para alcanzar el verdadero desarrollo sostenible del país, ya que es la encargada del proceso de transformación productiva y competitiva de nuestra economía. Sin ella es imposible que el crecimiento económico sea sostenible a partir de las otras cuatro locomotoras, por el contrario nuestra economía tendería a basarse en la producción de materias primas sin mayor grado de transformación industrial, dependiendo totalmente de los precios de estos, de las fluctuaciones de las tasas de cambio y de los vaivenes de la economía mundial.

La innovación es reconocida como factor de competitividad por el FEM

El gobierno para anunciar el despegué de la locomotora de la innovación, hablo de aumentar el porcentaje de inversión del PIB en ciencia y tecnología, a través de la destinación del 10% de los recursos de regalías para este fin, pero cuando se esperaba que fuera un órgano técnico como Colciencias quien priorizara los proyectos a recibir los recursos, pese a que este se había transformado en un Departamento Administrativo después de la ley 1286 del 2009, cambio las reglas de juego que esta misma ley había legislado.

El gobierno en medio de los acuerdos de reglamentación del Sistema General de Regalías, en lugar de fortalecer a Colciencias institucionalmente como el ente rector de la política de ciencia y tecnología e innovación, simplemente le entrego la secretaria técnica y le encargo la potestad de priorizar los proyectos que se le destinaran recursos a un órgano denominado OCAD (Órgano colegiado de administración y decisión), en donde las hay tres votos, uno de las Universidades, uno del Gobierno Nacional y otro de los Gobiernos territoriales, pero las decisiones se toman con mayoría simple, lo que permitiría que el gobierno nacional y los departamentales se unan para aprobar proyectos con mas tinte político que técnico.

Y lo que es peor para acabar de debilitar la Institucionalidad en el tema, se le redujo el presupuesto a Colciencias para el año 2013, lo que dejo el Instituto casi muerto, ya que otras de las funciones que había asumido como la formación de doctores, el fomento de la cultura de la ciencia y la tecnología quedaron con serios problemas de cumplir las metas propuestas, y además se encargo a Planeación Nacional de diseñar las políticas de ciencia, tecnología e innovación en contravía a la misma ley 1289 del 2009 .

Como vemos es urgente dar un debate nacional de altura, acerca del verdadero rumbo de la locomotora de la innovación, para que no se nos convierta en un simple tren a vapor del siglo XIX.

*El articulo hace referencia al plan de gobierno del presidente Juan Manuel Santos de la Republica de Colombia.

Sobre el Autor 

One Ping

  1. Pingback:

Deja un comentario