Share, , Google Plus, Pinterest,

Print

Posted in:

Educación virtual, muchísimo más que el estudiante.

Hasta ahora, el grueso del debate sobre las fortalezas y debilidades del modelo de aprendizaje virtual se centra casi exclusivamente en la calidad de la educación impartida, ¿que tan preparados están los alumnos virtuales para salir adelante en un mercado laboral hambriento por competencias que cada día cambian con mayor rapidez?, poco a poco las ventajas que permite el modelo en línea,  ofrecer al alumno la posibilidad de aprender a su ritmo, repasar el contenido las veces que requiera y garantizar la suficiencia en temas específicos se va haciendo evidente.

En esta ocasión vamos a explorar otra cara de la moneda (aunque el tema educativo tiene muchísimas caras), y es pensar que ventajas puede ofrecer para los docentes y otros actores de la educación el modelo virtual.

Por más dedicación, aprecio por su actividad y disciplina que tenga un docente, le resultara imposible hacer un seguimiento detallado y personalizado de sus estudiantes, el único vehículo constante son las evaluaciones periódicas, que en la mayoría de casos son un mecanismo reactivo y no proactivo, es decir no permite tomar acciones correctivas hasta que la insuficiencia del alumno es evidente y se traduce en una nota reprobatoria.

Seguimiento, seguimiento, seguimiento…

Para ilustrar el universo de posibilidades que la virtualidad ofrece a docentes en términos de seguimiento, vamos a revisar el ejemplo de lo que viene haciendo Khan Academy con algunos distritos educativos públicos en los Estados Unidos, la biblioteca virtual de Khan contiene cientos de videos sobre diversos temas, sin embargo su mayor valor (a mi criterio), son las herramientas y la estructura de mapas de conocimiento que ha creado. Khan utiliza un modelo de “tracks”, incorporando conceptos de “gamification” donde se reta al estudiante a superar una serie de pruebas ordenadas de manera lógica, por dar un ejempo, para poder acceder al nodo de multiplicación y división, debes superar el de adición y sustracción, de ese modo un mapa de conocimiento que comience en sumas y restas, puede llevar al estudiante hasta ecuaciones diferenciales.

Sal Khan, fundador de Khan academy

Lo más interesante es que todo el tiempo que el alumno esta interactuando con la plataforma, el sistema va capturando información sobre su desempeño, de este modo el tutor presencial va recibiendo datos organizados por colorimetría, muy al estilo Balanced Score Card, donde puede saber de forma inmediata que estudiantes tuvieron problemas, en que temas, y cuales son los más aventajados, de esta manera puede crear comunidades eficientes de ayuda donde los alumnos rezagados reciben apoyo de sus compañeros de mas alto desempeño. De igual forma el maestro puede evaluar el desempeño a lo largo del tiempo de sus pupilos, la idea es que un estudiante que tenga problemas y tarde más tiempo en lograr los objetivos iniciales, con el tiempo valla reduciendo sistemáticamente el tiempo para dominar los objetivos subsecuentes, gracias a la certeza de suficiencia en prerrequisitos derivada de la posibilidad que tiene el estudiante para tomarse todo el tiempo necesario para dominar un tema, a diferencia de la educación tradicional donde la duración de los cursos es la constante y la variable es la calificación.

Banco de conocimiento vs. repetición.

La siempre admirable y titánica labor del docente tiene un alto contenido de repetición, profesores dictan el mismo contenido período tras período, limitando el tiempo que pueden dedicar a investigar, y a crear nuevos métodos de pedagogía. Algunas plataformas de educación virtual, como es el caso de Wedubox (ahora Zalvadora), permiten que cada profesor o institución valla creando su biblioteca de conocimiento, su repositorio personal de contenido, esto permite que el tutor dedique mucho más tiempo a crear contenido nuevo, a investigar y potencializar la cantidad de conocimiento que puede transmitir, en términos de cantidad, calidad y publico.

También la posibilidad que las empresas tengan un verdadero banco de conocimiento, mucho más allá de los fríos mapas de procesos en ocasiones perdidos en archivos que solo se recuerdan a la hora de  buscar una certificación ISO, en una de las alternativas de valor que los LMS tipo Wedubox hacen alcanzables, de la misma forma funciona con las Universidades y escuelas.

Salirse del pensamiento tradicional.

Con los alcances masivos que está alcanzando la educación virtual, donde un curso promedio en coursera excede los 50,000 matriculados, se hace necesario replantear los modelos de seguimiento y tutoría, herramientas de control tipo Khan, mezcladas con comunidades virtuales de ayuda entre alumnos, permiten que el maestro dedique menos tiempo a la asesoría ale estudiante y mas a la creación y perfeccionamiento del contenido.

Amenaza para el maestro?

Cualquier proceso que implique sistematización o  automatización por tradición se ha asumido como una amenaza a la actividad tradicional, sin embargo la virtualidad debe ser abordada como oportunidad.

A principios de la década de los 80 lo creadores de software regalaban su producto, con el tiempo aprendieron el modelo de licencias y como monetizar las regalías de sus creaciones. De la misma manera la virtualidad le permite al profesor llegar directamente al estudiante, sin tener que depender de una institución de educación, tal como amazon permite a escritores llegar sin intermediarios a sus lectores, en el caso de Wedubox los profesores publican directamente su contenido y lo comercializan bajo un esquema de regalías, y es la retroalimentación de la comunidad la que determina ese nivel de participación del docente sobre las ventas.

En conclusión es del mayor interés de todos los actores del proceso educativo conocer el modelo en línea y tomarse el tiempo para evaluar desde su ángulo el valor que este le debe aportar, no hacerlo es ignorar una realidad y aferrarse a un paradigma que viene siendo arrasado por el llamado tsunami virtual.

Sobre el Autor 

Economista – Pontificia Universidad Javeriana, MBA – INALDE: Cuenta con más de 10 años de experiencia en finanzas, trabajó en los sectores financiero, industria y servicios, en compañías como Petroquímica Colombiana, Mexichem SAB CV, y Grupo Phoenix, ha liderado operaciones de deuda estructurada financiera por más de 250 MM USD en Colombia, Venezuela, México y EEUU así como proyectos de modelación financiera especializada para compañías públicas y privadas. Más recientemente ha trabajado con Whitney Intl University System, en la integración de nuevas Universidades a la red, financiación de su crecimiento y capitalización de oportunidades en Educación Virtual

    Mas acerca de mi en:
  • googleplus
  • linkedin
  • twitter

Written by Jorge E. Borrero A.

Economista – Pontificia Universidad Javeriana, MBA – INALDE: Cuenta con más de 10 años de experiencia en finanzas, trabajó en los sectores financiero, industria y servicios, en compañías como Petroquímica Colombiana, Mexichem SAB CV, y Grupo Phoenix, ha liderado operaciones de deuda estructurada financiera por más de 250 MM USD en Colombia, Venezuela, México y EEUU así como proyectos de modelación financiera especializada para compañías públicas y privadas. Más recientemente ha trabajado con Whitney Intl University System, en la integración de nuevas Universidades a la red, financiación de su crecimiento y capitalización de oportunidades en Educación Virtual

52 posts

2 Pings & Trackbacks

  1. Pingback:

  2. Pingback:

Deja un comentario